SITUACIÓN GLOBAL DEL AGUA

Los recursos hídricos en México, al igual que en el resto del mundo, se encuentran bajo una creciente presión. El crecimiento demográfico, la urbanización y el incremento en el consumo de agua en los hogares, la agricultura y la industria, han aumentado significativamente el uso global del agua.

A pesar de esta condición, las diferentes actividades productivas generan desechos diversos, que son la fuente principal de contaminación de los diferentes cuerpos de agua. Por otra parte, la descarga directa a cuerpos de agua de las aguas residuales generadas en estas actividades, limita el uso del recurso para los diferentes usos productivos como el riego o la pesca y la agricultura; el consumo (agua potable) y recreación de contacto.

En resumen, la falta de coordinación entre usuarios y autoridades, sin tomar en cuenta la falta de un adecuado tratamiento y reúso de las aguas residuales generadas; conducen a la sobre explotación del recurso, la contaminación de ecosistemas, la degradación de los suelos y a un impacto negativo sobre la seguridad alimentaria.

IMPORTANCIA DEL TRATAMIENTO DE AGUA

Ante esta problemática, el saneamiento de las aguas residuales adquiere más importancia para lograr que todos los cuerpos de agua superficiales y subterráneos del país recuperen su salud, que exista un aporte de caudales para satisfacer las necesidades de la población contribuyendo al crecimiento económico y calidad de vida de la misma; el cual requiere que se mantengan limpios, sin descargas de aguas residuales urbanas, industriales o agrícolas que los contaminen, afectando más allá de su capacidad natural de asimilación y dilución.

¡Contáctanos!

¿Interesado en trabajar de la mano en algún proyecto?
Déjanos tus datos y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto lo antes posible.